martes, 27 de septiembre de 2011

RICARDO GÜIRALDES


- Sí, humílleme, pero algún día, si Dios quiere, nos hemos de encontrar cara a cara.

- Rezar, dejar sencillamente fluir mi tristeza. No sé cuantas cosas se amontonaron en mi soledad.

- ¿Y la muerte? La muerte es un pozo y la filosofía una noria.

- En el arte no hay malos motivos; hay motivos mal empleados

- El odio es el amor sin los datos suficientes.

 Ricardo Güiraldes fue un novelista y poeta argentino. Güiraldes nació en una familia de alto rango social y de grandes propiedades. Don Manuel Güiraldes, su padre, quien llegaría a ser más tarde intendente de Buenos Aires, era un hombre de gran cultura y educación; y también muy interesado por el arte. Esta última predilección fue heredada por Ricardo, que dibujaba escenas campestres y realizaba pinturas al óleo. Su madre, Doña Dolores Goñi pertenecía a una de las ramas de la familia Ruiz de Arellano, familia fundadora de San Antonio de Areco. Un año después de nacer Ricardo, la familia se trasladó a Europa, donde permaneció durante algún tiempo. A su regreso y contando el niño con cuatro años de edad, se lo podía escuchar hablando tanto francés como alemán; siendo el francés el idioma que dejaría honda huella en su estilo y en sus preferencias literarias. Murió en París, Francia en 1927

No hay comentarios:

Publicar un comentario