miércoles, 28 de septiembre de 2011

GEORGE ORWELL




















- La manera más rápida de finalizar una guerra es perderla

La libertad es el derecho a decirle a la gente lo que no quieren escuchar

Doblepensar significa el poder de mantener dos creencias contradictorias en la mente simultáneamente, y aceptar ambas

Si quieres una visión del futuro, imagina una bota estampándose en un rostro humano - por siempre

El lenguaje debe ser la creación conjunta de poetas y trabajadores manuales

El hombre es la única criatura que consume sin producir. Él no da leche, no pone huevos, es demasiado débil para jalar el arado, no puede correr lo suficientemente rápido para atrapar conejos. Y aún así, es señor de todos los animales 

Es poco probable que la Humanidad pueda salvaguardar la civilización a menos que pueda evolucionar en un sistema de bien y mal que sea independientes del cielo y el inferno

Los mitos que son creídos tienden a convertirse en verdaderos

Los hombres sólo pueden ser felices cuando ellos no asuman que el objetivo de la vida es la felicidad

El patriotismo es normalmente más fuerte que el odio de clases y siempre más fuerte que el internacionalismo

El lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen confiables y el asesinato, respetable; y para darle la apariencia de solidez al mero viento

Un chiste picante es una especie de rebelión mental

En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario


George Orwell, seudónimo de Eric Arthur Blair, fue un escritor y periodista británico, cuya obra lleva la marca de las experiencias personales vividas por el autor en tres etapas de su vida: su posición en contra del imperialismo británico que lo llevó al compromiso como representante de las fuerzas del orden colonial en Birmania durante su juventud; a favor de la justicia social, después de haber observado y sufrido las condiciones de vida de las clases sociales de los trabajadores de Londres y París; en contra de los totalitarismos nazi y stalinista tras su participación en la Guerra Civil Española.
Orwell es uno de los ensayistas en lengua inglesa más destacados del siglo XX, y más conocido por dos novelas críticas con el totalitarismoRebelión en la granja y 1984 (la cual escribió y publicó en sus últimos años de vida). En 2008, figuraba en el puesto número dos del listado de los 50 escritores británicos de mayor relevancia desde 1945, elaborado por The Times.
Testigo de su época, Orwell es, en los años treinta y cuarenta del sigo XX, cronista, crítico de literatura y novelista. De su producción variada, las dos obras que tuvieron un éxito más duradero fueron dos textos publicados después de la Segunda Guerra Mundial: Rebelión en la granja y, sobre todo 1984, novela en la que crea el concepto de «Gran Hermano» que desde entonces pasó al lenguaje común de la crítica de las técnicas modernas de vigilancia. Orwell murió en Londres a la edad de 46 años, de tuberculosis, enfermedad que había contraído durante el periodo que describe en Sin blanca en París y Londres. Pasó los últimos tres años de su vida entre hospitales. Poco antes de morir, pide ser enterrado de acuerdo al rito anglicano. Falleció el 21 de enero de 1950. Sus restos reposan en Sutton CourtenayOxfordshire.

Rebelión en la granja (en inglés, Animal Farm) es una novela satírica del británico George Orwell. Publicada en 1945 esta obra es una fábula mordaz sobre la corrupción del socialismo soviético en los tiempos de Iósif Stalin. En la ficción de la novela un grupo de animales de una granja expulsa a los humanos y crea un sistema de gobiernopropio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal. Orwell, un socialista democráticoy durante muchos años un miembro del Partido Laborista Independiente, fue un crítico de Stalin. La novela fue escrita durante la Segunda Guerra Mundial y, aunque publicada en 1945, no comenzó a ser conocida por el público hasta finales de los años 1950.
Además, la obra constituye un análisis de la corrupción que puede surgir tras toda adquisisión de poder, en cualquier nivel. Así, la obra posee un doble nivel de interpretación posible, por lo que su mensaje puede trascender el caso particular del régimen soviético y ser captado incluso por niños que ni siquiera conocen la historia de la Unión Soviética. Por esta razón el libro ha sido utilizado a menudo como herramienta educativa incluso en los primeros años de la escolaridad de algunos países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario