miércoles, 28 de septiembre de 2011

OVIDIO
























- Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed

Apresúrate; no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana

En el amor no basta atacar, hay que tomar la plaza

La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado

Todo amante es un soldado en guerra

Así corrompe el ocio al cuerpo humano, como se corrompen las aguas si están quedas

Las mujeres lo negaran o lo aceptaran, pero lo que siempre quieren es que se lo pidamos

La abundancia me hizo pobre.

No os entreguéis por demasiado a la ira; una ira prolongada engendra odio.

El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.

¡Pobre de mí! El amor no se cura con hierbas.

No se desea lo que no se conoce.

La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente


Publio Ovidio Nasón (Publius Ovidius Naso) fue un poeta romano. Sus obras más conocidas son Arte de amar y Las metamorfosis, obra esta última en verso que recoge relatos mitológicos procedentes del mundo griego adaptados a la cultura latina de su época. Tuvo como maestros de elocuencia a HiginoArelio Fusco (originario de Asia Menor) y Porcio Latrón (de Hispania). No obstante su gran fama en la época, un enfrentamiento con el emperador César Augusto en el año 8 d. C. lo llevó a un exilio obligado a Tomis (hoy la ciudad de Constanza, en la actualRumanía), una ciudad ubicada en la costa oeste del Mar Negro, donde pasó el resto de sus días. No se sabe a ciencia cierta por qué lo exilió. Unos dicen que porque estaba presente en ceremonias de adivinación donde se hablaba del destino del emperador; otros, que por el tono erótico de sus poemas; la última explicación y tal vez la más ajustada a la realidad es que Ovidio tenía conocimiento de los devaneos amorosos de la hija del emperador: Julia. Durante este período de exilio, Ovidio escribió otras dos colecciones de poemas: Tristes y Pónticas o Cartas del Ponto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario