miércoles, 28 de septiembre de 2011

GIOVANNI GUARESCHI



- Peligrosos son los grandes hombres de los que uno no se puede reír

- Si una renuncia origina resentimiento, el sacrificio ya no tiene valor.

- Como los trenes, las buenas ideas llegan con retraso.

- Las quejas disminuyen el valor del sacrificio.


- El que no encuentra un biógrafo ha de forjarse la vida él mismo


Giovannino Guareschi fue un periodista y escritor humorístico italiano. Su creación más famosa es Don Camilo, el robusto párroco que habla con el Cristo del altar mayor de su iglesia. Su antagonista es el alcalde comunista de un pequeño pueblo de provincia, Brescello, el aguerrido Peppone, dividido entre el trabajo de su taller y los asuntos de la política. En 1956 su salud se deterioró y comenzó a pasar largos períodos de tiempo en Suiza por motivos de salud. En 1957 se retiró de la redacción de Cándido manteniendo todavía algunas contribuciones con la revista hasta 1961. Continuó colaborando con algunos periódicos con dibujos y cuentos. En 1968 murió de un ataque al corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario