lunes, 26 de septiembre de 2011

ANGEL GANIVET



- Más vale un minuto de vida franca y sincera que cien años de hipocresía.

- El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.

- El hombre no debe seguir ciegamente un derrotero fijo

- Grande es siempre el amor maternal, pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por el hijo amado

- El horizonte está en los ojos y no en la realidad

- Nuestra fuerza esta en nuestro ideal con nuestra pobreza, no en la riqueza sin ideales

- El arte de un príncipe consiste en hacer el bien personalmente y el mal por segunda mano

- El carácter humano es como una balanza: en un platillo está la mesura, y en el otro la audacia. El mesurado tímido y el audaz indiscreto son balanzas con un brazo, trastos inútiles.

- La furia con que el mundo actual busca el placer prueba que carece de él


Ángel Ganivet García escritor y diplomático españolSe le considera, por su incertidumbre vital y por su angustia espiritual, precursor simbólico de la Generación del 98, proyectando su lucha interior en su visión de España en su obra Idearium español, donde interpreta a España como Virgen dolorosa rodeada de la cultura positivista y escéptica del siglo XIX; según él, la crisis de fin de siglo de este país habría sido causada por un problema axiológico fundamental: el de la abulia. En 1895 es ascendido a cónsul y destinado a Helsingfors (actual Helsinki). En los algo más de dos años que pasa en Finlandia produce la mayor parte de su obra literaria. Su estancia termina cuando el cuerpo diplomático suprime el consulado por escasa actividad comercial. Toma posesión del consulado de Riga en 1898. Allí, fruto de una crisis espiritual, sin su mujer, solo, tras las pérdidas de las últimas colonias de España y entristecido por la grave situación de su nación, cae en una profunda depresión que lo llevará a suicidarse tirándose al Río Dvina de Riga desde un barco (tras haber sido salvado en una primera intentona).

No hay comentarios:

Publicar un comentario