viernes, 1 de marzo de 2013

ROBERT KOCH


Cuando un médico va detrás del féretro de su paciente, a veces la causa sigue al efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario