lunes, 1 de diciembre de 2014

NICOLÁS COPÉRNICO


















- El movimiento de la Tierra sola basta, pues, para explicar tantas desigualdades aparentes en los cielos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada