lunes, 1 de diciembre de 2014

JEAN PAUL MARAT



No existe el fracaso , salvo cuando dejamos de esforzarnos.

¿De qué sirve ca  la libertad política para los que no tienen pan? Sólo tiene valor para los teorizantes y los políticos ambiciosos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada