miércoles, 1 de enero de 2014

JORGE LUIS BORGES


Hay comunistas que sostienen que ser anticomunista es ser fascista. Esto es tan incomprensible como decir que no ser católico es ser mormón.

La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene


Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación


Yo no bebo, no fumo, no escucho la radio, no me drogo, como poco. Yo diría que mis únicos vicios son El Quijote, La divina comedia y no incurrir en la lectura de Enrique Larreta, ni de Benavente

Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos


He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola

La meta es el olvido. Yo he llegado antes


Busca por el agrado de buscar, no por el de encontrar

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única



Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca

Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.


Jorge Francisco Isidoro Luis Borges fue un escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento universales y que ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye todo tipo de dogmatismo. Es considerado uno de los eruditos más grandes del siglo XX


No hay comentarios:

Publicar un comentario