domingo, 1 de septiembre de 2013

MARTIN NIEMÖLLER


El amor al prójimo no conoce límites ideológicos ni confesionales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario