jueves, 1 de agosto de 2013

ROBERT G. INGERSOLL


- La felicidad no es un premio, sino una consecuencia. El sufrimiento no es un castigo, sino un resultado

Robert Green Ingersoll — conocido como Bob Ingersoll — fue un veterano de la Guerra Civil Estadounidense, líder político de Estados Unidos y orador durante la Edad de Oro del librepensamiento, recordado por su gran culturacrítica a la religión y su defensa del agnosticismo. Lo apodaron "El Gran Agnóstico". Ingersoll disfrutó de una amistad con el poeta Walt Whitman, quien lo consideraba como el mayor orador de su época. "No debería ser sorprendente que me siento emparentado con Ingersoll, porque él es Hojas de Hierba... Él vive, personifica, la individualidad, que yo predico. Veo en Bob [Ingersoll] el más noble ejemplar con la esencia estadounidense pura de esta tierra, extendiendo, dando, exigiendo luz." El sentimiento era mutuo. Tras la muerte de Whitman en 1892, Ingersoll pronunció el panegírico en su funeral. El elogio fue publicado con un gran éxito y se lo considera un panegírico clásico

No hay comentarios:

Publicar un comentario