sábado, 20 de julio de 2013

VICTORIA OCAMPO

Sólo necesito tu ayuda, tus consejos y tus artículos. Si te negás sería capaz de suicidarme moralmente.

El solo sujeto de que realmente puedo hablar y en nombre del cual me permito hablar con algún derecho de causa soy yo misma.

En la cárcel uno tenía la sensación de que tocaba fondo, vivía en la realidad.

Los hombres han hablado enormemente de -la mujer-, pero desde luego y fatalmente a través de sí mismos. A través de la gratitud o de la decepción (...). Se los puede elogiar por muchas cosas, pero nunca por una profunda imparcialidad acerca de este tema.
Mi única ambición es llegar a escribir un día más o menos bien, más o menos mal, pero como una mujer.

El solo sujeto de que realmente puedo hablar y en nombre del cual me permito hablar con algún derecho de causa soy yo misma.


Ramona Victoria Epifanía Rufina Ocampo  fue una escritora, intelectualensayistatraductoraeditora y mecenas argentina. Publicó diversos libros como La laguna de los nenúfares(1926), diez tomos de Testimonios o Tagore en las barrancas de San Isidro (1961).
Nacida en el seno de una familia aristocrática, fue educada con institutrices y su primer idioma fue el francés. En 1924, publicó su primera obra, De Francesca a Beatrice, editada por la Revista de Occidente con la ayuda de José Ortega y Gasset. Participó desde su juventud en las primeras manifestaciones de los movimientos feministas, intelectuales y antifascistas argentinos, lo que la llevó a fundar en 1936 la Unión de Mujeres Argentinas.
Sus viajes a lo largo del mundo le permitieron entrar en contacto con los principales exponentes de la literatura y el ámbito intelectual; así, alentada por Waldo Frank yEduardo Mallea, fundó la revista y editorial Sur en 1931, que promovió las obras literarias de importantes autores nacionales e internacionales hasta su finalización parcial en 1971, entre los que se encuentran Francisco RomeroAdolfo Bioy Casares,José BiancoFederico García Lorca y Jorge Luis Borges. En 1941, se instaló definitivamente en su residencia Villa Ocampo —actualmente perteneciente a laUNESCO—, que se convirtió en un sitio de recepción para figuras extranjeras comoRabindranath TagoreRoger CailloisErnest Ansermet o Indira Gandhi, entre otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario