viernes, 29 de junio de 2012

JEAN JACQUES ROUSSEAU



- El hombre que más ha vivido no es aquél que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida


- Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo


- Es muy difícil pensar con nobleza cuando no se piensa más que para ganarse la vida

- Las injurias son los argumentos de quienes están equivocados.

- La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ni ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse

- Si quitáis de los corazones el amor a lo bello, quitaréis todo el encanto de vivir


Jean-Jacques Rousseau  fue un escritor, filósofo y músico franco-helvético definido como un ilustrado; a pesar de las profundas contradicciones que lo separaron de los principales representantes de la Ilustración. Las ideas políticas de Rousseau influyeron en gran medida en la Revolución francesa, el desarrollo de las teorías republicanas y el crecimiento del nacionalismo. Su herencia de pensador radical y revolucionario está probablemente mejor expresada en sus dos más célebres frases, una contenida en El contrato social: «El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado»; la otra, contenida en su Emilio, o De la educación: «El hombre es bueno por naturaleza», de ahí su idea de la posibilidad de una educación. Escribió sus memorias, las Confesiones, y se dedicó a vivir de sus patrones y de lecturas públicas de sus memorias. Retirado en Ermenonville, falleció de un paro cardíaco en 1778 a los 66 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario