miércoles, 30 de noviembre de 2011

JOSE ENRIQUE RODO



- Los gobiernos que han pretendido sofocar la voz libre de los pueblos, han muerto asfixiados apenas se ha hecho el silencio que apetecían.

- La juventud es el descubrimiento de un horizonte inmerso, la vida

- Los partidos políticos no mueren de muerte natural; se suicidan

- La tolerancia, término y coronamiento de toda labor de reflexión; cumbre donde se aclara y engrandece el sentido de la vida

- No esperes la victoria definitiva, sino a conseguir mejores condiciones de lucha

- El bien que muere nos deja en la mano una semilla de renovación

- La democracia y la ciencia son, en efecto, los dos insustituibles soportes sobre los que nuestra civilización descansa 

José Enrique Camilo Rodó Piñeyro  escritor y político uruguayo. Era un intelectual, activo en la política de su país y ensayista uruguayo cuyas obras señalaron el malestar finisecular hispanoamericano con un estilo refinado y poético, típico del modernismo. Sus ideas fueron basadas en un aprecio de la tradición greco-latina. Ingresa a la vida política activa como miembro del Partido Colorado de José Batlle y Ordóñez y desde 1902 se desempeña como diputado por Montevideo, por tres períodos.
Luego de escribir “Liberalismo y Jacobinismo” y como consecuencia de diversos antagonismos se distanció de Batlle. Sus ensayos, signados por la defensa del americanismo y la crítica a la cultura norteamericana, tuvieron extraordinaria difusión: Ariel (1900), Motivos de Proteo, El mirador de Próspero.
Murió abandonado en un hotel de Palermo, Sicilia, cuando se desempeñaba como corresponsal de la revista argentina Caras y Caretas. Sus restos fueron trasladados a Montevideo en 1920. Su tersa prosa y su agudo pensamiento han influido sobre generaciones de toda América. Falleció el 1º de mayo de 1917, con 45 años en Palermo , Italia

No hay comentarios:

Publicar un comentario