miércoles, 30 de noviembre de 2011

ARMANDO BUSCARINI





- Es verdad que yo sufro; pero oídme: ¿ qué me importa sufrir si soy poeta?


Antonio Armando García Barrios, más conocido como Armando Buscarini fue un poeta bohemio español. El escritor Juan Manuel de Prada lo considera el «ángel custodio» de su vocación literaria. Después de haber escrito algunos relatos sobre su pueblo natal y algún que otro canto ripioso a su prima, publicó algún relato en la revista juvenil Los muchachoseditada en Madrid.  Cuando las ventas iban mal, acababa la jornada entre los contertulios del madrileño Café Pombo, donde acudían escritores como Ramón Gómez de la Serna oRafael Cansinos Asséns.
A otros, como a los hermanos y dramaturgos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, Buscarini les amenazaba y chantajeaba con suicidarse tirándose desde el Puente de Segovia, viaducto que ha sido puerta hacia la muerte habitual en Madrid para los suicidas.
Su propia madre le ingresó en el Hospital Psiquiátrico de Madrid, desde donde fue trasladado a Valladolid (donde escribió su testamento) y, finalmente, murió enfermo de esquizofrenia y sífilis en el manicomio de Logroño el 9 de junio de 1940. Enterrado en un nicho del cementerio local, el 10 de agosto de 1970 sus restos fueron trasladados al osario común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario