domingo, 25 de septiembre de 2011

ROBERT LOUIS STEVENSON
























- No juzgues el día por la cosecha que has recogido, sino por las semillas que has plantado.


- De cualquier forma los celos son en realidad una consecuencia del amor: os guste o no, existen

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir

Robert Louis Balfour Stevenson fue un novelistapoeta y ensayista escocés. Stevenson, que padecía de tuberculosis, solo llegó a cumplir 44 años; sin embargo, su legado es una vasta obra que incluye crónicas de viaje, novelas de aventuras e históricas, así como lírica y ensayos. Se le cono ce principalmente por ser el autor de algunas de las historias fantásticas y de aventuras más clásicas dela literatura juvenil, La isla del tesoro, la novela histórica La flecha negra y la popular novela de horror El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde, dedicada al tema de los fenómenos de la personalidad escindida, y que pueden ser leída como novela psicológica de horror. Varias de sus novelas continúan siendo muy famosas y algunas de ellas han sido varias veces llevadas al cine en el siglo XX, en parte adaptadas para niños. Fue importante también su obra ensayística, breve pero decisiva en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de peripecias. Fue muy apreciado en su tiempo y siguió siéndolo después de su muerte. Tuvo continuidad en autores como Joseph ConradGraham GreeneG. K. ChestertonH. G. Wells, y en los argentinos Bioy Casares y Jorge Luis BorgesMurió en 1894 de un ataque cerebral. Un año antes, relató en una carta: "Durante catorce años no he conocido un solo día efectivo de salud. He escrito con hemorragias, he escrito enfermo, entre estertores de tos, he escrito con la cabeza dando tumbos". Era conocida su afición al alcohol, lo que le había acarreado diversos problemas de salud. Su cuerpo fue enterrado en la misma isla, en el monte Vaea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario