lunes, 1 de abril de 2013

CÉSAR AUGUSTO


Encontré a Roma como una ciudad de ladrillos y la dejé una ciudad de mármol 
Frase encontrada en Suetonio

Aceleren lentamente

Bien hecho es rápidamente hecho

Cuídate de los amigos que se pueden convertir en tus peores enemigos

La gracia de la vida es vivir cada día como si fuera el último, sorprenderse uno mismo cada día

Donde hubo fuego cenizas quedan, pero no siempre vuelven a arder

Ustedes hombres jovenes escuchan a un hombre viejo, a quien los hombres viejos escuchaban cuando él era joven

Dado que he actuado bien mi parte, aplaudidme y que el aplauso me haga salir del escenario

Las almas curiosas navegan solo en el interior de ellas no hay nada ni nadie que las comprenda,sólo ellas mismas podrán salir de su inquietud

Quien corre el riesgo de amar, corre el riesgo de caer

Caius Iulius Caesar Augustus, en español Cayo Julio César Augusto, conocido como César Augusto y más habitualmente como sólo Augusto, fue el primer emperador del Imperio romano. Gobernó entre 27 a. C. y14 d. C., año de su muerte, convirtiéndose así en el emperador romano con el reinado más prolongado de la Historia. El mandato de Augusto inició una era de paz relativa conocida como la Paz romana o Pax Augusta (en su honor). Salvo por las constantes guerras fronterizas, y con la excepción de una guerra civil de sucesión imperial que duró un año, la sociedad del Mediterráneo gozó de un ambiente pacífico durante más de dos siglos. De igual forma, Augusto expandió el Imperio romano, asegurando en el proceso sus fronteras mediante la subordinación a Roma de las regiones circundantes. Además, celebró un acuerdo de paz con el Imperio Parto —el más poderoso de sus vecinos— por la vía diplomática, reformó el sistema tributario romano, desarrolló redes de caminos que contaban con un sistema oficial demensajería, estableció un ejército permanente (así como un pequeño cuerpo de marina), y creó la Guardia Pretoriana junto a fuerzas policiales de seguridad, tanto para mantener el orden como para combatir los incendios en Roma. Resulta destacable añadir que gran parte de la ciudad se reconstruyó bajo su reinado.
Tras su muerte en 14 d. C., el Senado lo divinizó, siendo posteriormente adorado por el pueblo romano. A manera de legado, sus nombres «César» y «Augusto» serían adoptados por todos los emperadores posteriores, y el mes de Sextilis sería renombrado «Agosto» en su honor. Asimismo, sus logros son relatados en un documento conocido como «Los escritos de Divino Augusto» que, a petición del propio Augusto, fue grabado en un par de pilares de bronce y colocado enfrente de su mausoleo, llegando tiempo después a tallarse en gran cantidad de edificaciones, muchas de las cuales han sobrevivido. No obstante, este material es considerado poco objetivo históricamente, y más bien es tratado como un escrito publicitario cuyo objetivo es ofrecer una visión idílica del principado ejercido por Augusto. Tras un largo proceso para solventar los problemas en torno a su heredero, César Augusto fue sucedido por su hijastro Tiberio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario