lunes, 26 de septiembre de 2011

RAINER MARÍA RILKE























La verdadera patria del hombre es la infancia


La fama es la suma de los malentendidos que se reúnen alrededor de un hombre.

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.

Sólo son malas y peligrosas las tristezas que se llevan entre la multitud para que ella las oculte.

Busca la profundidad de las cosas; hasta allí nunca logra descender la ironía


Rainer Maria Rilke (también Rainer Maria von Rilke) es considerado uno de los poetas más importantes en alemán y de la literatura universal. Sus obras fundamentales son las Elegías de Duino y los Sonetos a Orfeo. En prosa destacan las Cartas a un joven poeta y Los cuadernos de Malte Laurids Brigge. Es autor también de varias obras en francés. Sólo tras su muerte se supo que la enfermedad de Rilke era la leucemia. El poeta murió el 29 de diciembre de 1926 en el sanatorio suizo de Val-Mont, y fue sepultado el 2 de enero de 1927 en el cementerio de Raron (localidad del Valais). Él mismo escogió su epitafio:
Rosa, oh contradicción pura en el deleite
de ser el sueño de nadie bajo tantos párpados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario