lunes, 26 de septiembre de 2011

GIBRAN JALIL GIBRAN


- Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.

- Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes

- Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes

- Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer

- No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir

- Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros

- Das poco cuando das tus posesiones. Es cuando das de ti mismo cuando realmente das

- La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía

- La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía

- Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio


- ¿Dónde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?



Gibran Jalil Gibran fue un poetapintornovelista y ensayista libanés nacido en BisharriLíbano, el 6 de enero de 1883 y fallecido el 10 de abril de1931 se determinó que fue cirrosis en el hígado y tuberculosis

No hay comentarios:

Publicar un comentario