sábado, 24 de septiembre de 2011

ANDRÉ MALRAUX

















No tarda nueve meses sino sesenta años en formarse un hombre.


Todo hombre se parece a su dolor


El arte es una rebelión contra el destino.


Lo difícil no es estar con los amigos cuando tienen razón, sino cuando se equivocan

André Malraux novelista, aventurero y político francés. Personaje representativo de la cultura francesa que giró en torno al segundo tercio del siglo XX, en su vida se confunden los elementos novelados del escritor con la expresión del hombre público, la propaganda del político y la realidad de los hechos históricos que vivió. Esta mezcolanza ha llevado a alguno de sus críticos, como el biógrafo Olivier Todd a considerar a Malraux el primer escritor de su generación que logró edificar de una manera eficaz su propio mito. André padecía el Síndrome de Tourette, una afección que provocaba las características muecas, guiños y tics que tanto le distinguieron en vida durante sus apariciones públicas y entrevistas. En total tuvo tres esposas y cuatro hijos, de los cuales sólo sobrevivieron Florence y Alain. Con su hija tuvo un conflicto cuando esta firmó en septiembre de 1960, un manifiesto a favor de los jóvenes insumisos a la guerra de Argelia, no reconciliándose hasta 1968.
Autoproclamado "hombre de libertades", Malraux jamás se creyó atado a un dogma y, a través de sus mutaciones, solo fue fiel a su necesidad de superación, a su heroísmo duro que excluye apelar a utopías consoladoras. En 1976 recibe el Premio Internacional Alfonso Reyes.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario