lunes, 26 de septiembre de 2011

ALFRED DE MUSSET























Las canas no hacen más viejo al hombre, cuyo corazón no tiene edad.


Desprecia al hombre orgulloso que se avergüence de verter lágrimas

Lo único bueno que me queda es poder llorar


Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama

Es necesario amar siempre, aun después de haber amado

El único idioma universal es el beso


Alfred Louis Charles de Musset, escritor francés nacido el 11 de diciembre de 1810 en París y muerto el 2 de mayo de 1857 en París. Como poeta publica sus Cuentos de España e Italia, aunque sus poemas más célebres son Rolla y las cuatro Noches (Noche de mayoNoche de agostoNoche de octubre y Noche de diciembre), recogidas ambas obras en el volumen Poesías nuevas. En el terreno lírico se le deben también los libros Los caprichos de MarianaLas castañas del fuegoLa copa y los labiosEn qué sueñan las jóvenes y Namouna. También escribe algunas piezas dramáticas: El candelabroCon el amor no se juega,De nada hay seguridadAndrea del SartoUn caprichoLorenzaccioFantasioLa noche venecianaBarberinaNunca se debe jurar nadaLouisonCarmosinaBettinaNo podría pensar en todoEs preciso que una puerta esté abierta o cerrada, obras todas donde se advierten ecos de MarivauxMarmontel y Beaumarchais, pero con todo con un sello de malicia, espontaneidad y gracia muy característico. Se hizo célebre asimismo una novela suya de contenido en parte autobiográfico, La Confesión de un hijo del siglo, dedicada a George Sand, y recopiló su narrativa breve en Poeta caídoMimí Pinson eHistoria del mirlo blanco. Se le atribuye la autoría de la novela corta erótica Gamiani: dos noches de placer (1833).

No hay comentarios:

Publicar un comentario